El año más esperado de la historia

el año mas esperado de la historia
Share Button

El año más esperado de la historia*

Algunos opinan que el nuevo milenio empieza en el 2000. Otros aseguran que se inicia en el 2001. Y hasta hay quienes proponen regresar el calendario a cero el 1 de enero del año que viene para evitar más complicaciones. Lo cierto es que estamos cerca de un fin de siglo muy particular. ¿Qué pasará cuando llegue el 2000? ¿Se cumplirá alguna de las fantasías futuristas que reflejaba la ciencia ficción de los 50? Por lo pronto, en distintas partes del mundo se preparan grandes festejos para el próximo 31 de diciembre. En esta nota, Internet Surf cuenta los detalles de esas celebraciones y analiza aquello que se del 2000 en la Web.

Hasta hace pocos años, para todos nosotros, el 2000 significaba “futuro”. El cine, la literatura fantástica, las series de televisión, los documentales y la imaginación en general ubicaban una imposible serie de adelantos tecnológicos apenas unos años después de esta barrera, como si el triple cero garantizara un empujón evolutivo o simbolizara un pasaje entre dos épocas.

Inevitablemente, el salto entre 1999 y 2001 parece mucho mayor que el que hubo entre 1985 y 1987. Con el 2000 a la vuelta de la esquina, se reavivan pasiones, miedos y esperanzas que parecían dormidos. Aunque todos sabemos que la fecha no es más que una convención, el cambio de milenio es visto como el portal hacia transformaciones (de la sociedad, de la tecnología, de la vida cotidiana) mucho más radicales que las que podrían suceder en cualquier otro momento de la historia. Un acontecimiento global tan esperado necesariamente no tiene un sólo sentido. Es probable que pocos puedan permanecer indiferentes a la noche del 31 de diciembre de 1999. Para algunos será un símbolo místico; para otros, un problema técnico trivial o apocalíptico y para otros más la oportunidad de montar la mejor fiesta de su vida.

*Nota aparecida en 1999 en la revista Internet Surf.

Share Button
junio 30, 2018

Etiquetas: ,

Deja un comentario